Clásicos divertidos


La sensibilidad musical no es algo exclusivo de la edad adulta. Desde que somos niños, podemos percibir la magia que rodea este arte. A todos nos gusta que nos cuenten historias, que nos lleven a mundos de fantasía, que nos expliquen y nos hagan experimentar los tipos de sonidos y las sensaciones que nos provocan… A todos nos gusta sentir, imaginar... en una palabra: divertirnos.

Con esta premisa surge el ciclo Clásicos Divertidos, con el que la Fundación Albéniz busca acercar la música a niños de 4 a 14 años, mediante programas didácticos especialmente diseñados para facilitar su compresión y disfrute en familia.